Estos días se ha publicado el libro «La perspectiva presupuestaria de la contratación pública. Los principios de buena gestión financiera: economía, eficacia y eficiencia» en el que he tenido el orgullo de participar junto con grandes profesionales, bajo la coordinación de Alvaro García Molinero (Álvaro García Molinero, Antonio Arias Rodríguez, Álvaro Garnica Sainz De Los Terreros, Emma Ramos Carvajal, Juan Luis Zárate Fernández-Cid y como prologuista Jorge Castejón González). Estoy segura que todos aquellos que se dediquen a la contratación pública les será de gran ayuda por poner el punto de mira en un aspecto sustancial y fundamental pero a la vez desconocido, como es la perspectiva presupuestaria.

En mi aportación «Desafíos del control interno ante la transformación digital» analizamos el hecho de que los órganos de control tienen mucho que decir en materia de transformación digital: podemos ser reaccionarios, meros espectadores o ser germen de la revolución digital que debe transformar las administraciones públicas.

¿Es posible que el control se convierta en el motor de cambio de una organización y propicie su transformación digital? Si, y os daré pruebas de ello.

Atención a lo que dispone el segundo párrafo de la Disposición Adicional de la recientísima ORDEN VEH/159/2020, de 21 de septiembre, por la que se aprueba una nueva versión de la aplicación del Gestor electrónico de expedientes de contratación (GEEC) «.. los actos administrativos emitidos en el Gestor electrónico de expedientes de contratación (GEEC) de los cuales derivan la reserva de crédito presupuestario y la autorización, disposición y obligación del gasto, implican la autorización y propuesta de los órganos competentes para la contabilización de los gastos en el sistema corporativo de la contabilidad GECAT.» Cualquiera que trabaje en la Administración Pública en temas con incidencia presupuestario sabe lo que significa esto.

Lo que hemos asumido en nuestro ámbito privado con una pasmosa naturalidad( si realizo una compra on line asumo que harán el cargo en mi cuenta) se traslada por fin al ámbito de la gestión publica realizando lo más complejo de todo: UNA REORGANIZACION COMPETENCIAL Y PROCEDIMENTAL que es una barrera muchísimo mayor que la tecnológica. En efecto, en muchos casos en las AAPP las distribuciones competenciales se fundan máss en celos departamentales y desconfianzas personales que en lograr una actuación eficiente. En cuanto al procedimiento, fue diseñado el siglo pasado en la que no existían lo recursos tecnológicos que deberían obligarnos a repensarlo.

Pues bien, esta maravilla en innovación publica (quizás el que lea esto desde el ámbito privado no entienda nada) ha sido diseñada e implantada desde el control. Es la Orden VEH/6/2019, de 15 de enero, de contabilidad de la Generalidad de Cataluña, los documentos contables quedan sustituidos por las anotaciones contables informáticas en su articulo 17 establece que » Una vez dictados los actos, realizados los hechos y formalizadas las operaciones que según el derecho generen efectos económicos, financieros o patrimoniales, queda aprobada el gasto o el ingreso en la fase correspondiente de ejecución del presupuesto y se realizan las anotaciones contables que correspondan en el sistema de información contable «.Este camino también se esta siguiendo en la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha.

Los órganos de control deben ser proactivos diseñando una estrategia ante transformación del entorno: dotándonos de normativa, reclutando personal (si!!!, nosotros también necesitamos personal TIC), así como participando activamente en el diseño de procedimiento administrativo electrónico y sus conexiones con lo sistemas económico financieros (tal y como hizo hace muchos años la banca con el comercio on line).

Necesitamos nueva normativa en materia presupuestaria y de control interno se ajuste a la nueva realidad en la que el control de desenvuelve, no pareciendo justificado regular en todo caso las competencias y gestión del gasto público como procedimientos independientes de la gestión administrativa cuando la tecnología permite su unión.

Las plantillas de los órganos de control no pueden conformarse con los mismos profesionales que hace décadas porque los riesgos a los que nos enfrentamos son diferentes. Necesitamos confiar en la tecnología para avanzar, pero esta confianza se construye bajo la premisa de la elaboración de auditorías de sistemas a los sistemas de gestión electrónica que se integren con nuestros sistemas contable. De todo ello os damos cuenta en el libro porque …todo puede mejorar!

Transformar desde el control….quien lo diría!
Avatar

Matilde Castellanos Garijo


Funcionaria Cuerpo Superior de Comunidad Autónoma,Especialidad Jurídica, Máster en Dirección Publica y en Dirección TIC. Desde los inicios de mi etapa profesional he estado, sin saberlo, ligada a procesos de innovación publica. Así, participé en la puesta en marcha del Portal del Empleado y Concurso de traslados on line, Diario Oficial de Castilla La Mancha Electrónico...nunca he abandonado la búsqueda de mejorar los servicios públicos. Desde el 2008 trabajo ligada al ámbito económico financiero en el que he participado en la implantación de la Factura electrónica así como la firma electrónica en el sistema económico financiero. Soy docente en cursos de la Escuela de Administración Regional en los que intento transmitir el entusiasmo por la innovación y mejora en todos los ámbitos de la Administración Pública.


Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *