Suministro y mantenimiento de licencias, derechos de uso, desarrollos, mantenimiento evolutivo, correctivo, adaptativo y perfectivo, soporte a usuarios, uso de plataformas modo SAS y un largo etc…aprovechando que el pasado sábado el DOCM publicó la Orden 89/2020, de 26 de junio, por la que se establecen los códigos que definen la clasificación económica de gastos de la JCCM intentaré reflexionar sobre las dificultades que tecnólogos, gestores y controladores nos encontramos en la gestion e imputación de estos suministros y servicios. Si bien hay informes de la JCCA como el 4/2016 y el informe 10/2009 de la Comisión Consultiva de Contratación Administrativa de la Junta de Andalucía que ayudan a clarificar la naturaleza de determinadas prestaciones y su calificación jurídica basta mirar la Plataforma de Contratacion del Sector Publico para ver la heterogeneidad en el tratamiento presupuestario de estos contratos al encontrar indistintamente contratos con prestaciones casi idénticas a gasto corriente (capitulo 2) o a gastos de inversión (capitulo 6)

Hay CONDICIONANTES que contribuyen a la confusión existente:

  • Gestionar las TIC implica ejercer aptitudes poco desarrolladas en las AAPP. Así, en el funcionamiento normal de nuestras administraciones cuando te separas del precedente administrativo tienes que motivarlo, nos sentimos bien en la repetición. Servicios de contratación , jurídicos y fiscalizadores reaccionamos con resistencia ante los retos de la contratación y pago de servicios TIC que evolucionan y cambian en periodos cada vez más cortos. Esta evolución y cambio es consustancial a la materia TIC, evolucionan sus productos, sus servicios y sus formas de comercialización apareciendo constantemente nuevos conceptos y difuminándose las fronteras entre unos conceptos y otros. Este cambio constante lo diferencia sustancialmente de otras materias como obras o servicios clásicos en los que nuestra zona de confort es mayor. Nada tiene que ver el concepto de mantenimiento de aplicaciones de los años 90 , ni tampoco las licencias con lo que son hoy día. Hagamos un esfuerzo en comprender la naturaleza dinámica de estos productos y servicios, son un autentico reto, afrontémoslo. Nuestras organizaciones se juegan el futuro en ello.
  • Empresas tecnológicas con productos licenciados que imponen requisitos de comercialización y pago que poco puede cambiar cualquier organización
  • Una terminología que genera confusión con conceptos tradicionales: Llamar «mantenimiento» a labores de desarrollo evolutivo, que añaden un valor sustancial a una aplicación choca con el concepto de mantenimiento que en otras materias manejamos como por ejemplo en el caso de mantenimiento de edificios. Cuando el Plan General de Contabilidad establece que «En ningún caso podrán figurar en el activo los gastos de mantenimiento de la aplicación informática» ¿está pensando en los contratos de mantenimiento que hoy día se licitan por las AAPP en los que las actuaciones correctivas y soporte a usuarios se han minimizado y se incrementan los evolutivos que dan mayor valor y funcionalidad? .
  • Poca homogenidad en la terminologia. En muchas ocasiones las mismas prestaciones vienen denominadas de formas diferentes. Esto genera incomprensión e inseguridad a los jurídicos, interventores, etc. dificultando su labor (también contribuye aquí que algunos TIC (cada menos) abusan de tecnicismos )… Usar una terminología común dentro de una organización donde se usen los mismos conceptos para situaciones homogéneas ayudaría a mejorar la gestión.

Identificadas algunas de las causas y a pesar de ser un terreno pantanoso intentaré dar mi visión sobre el encuadre presupuestario de algunos conceptos TIC, adelantando que me inclino por considerar las TIC mas inversión que gasto, pues hoy día uno de los factores mas determinantes del valor de una empresa( también la publica) es si organiza sus procesos y servicios en base a unas herramientas tecnológicas solidas.

A la hora de preparar un contrato y decidir su imputación presupuestaria pueden ser FACTORES DETERMINANTES

  • Duración prevista de su uso : Nos referimos aquí si se prevé que su uso va a ser superior al año no a la duración del contrato que da soporte al producto (unas licencias SAP, microsoft o alfresco pueden tener un periodo contractual anual pero desmontar el sistema contable no es una decisión que pueda tomarse de un dia para otro) Por tanto con independencia de la duracion del contrato si la AAPP organiza sus recursos humanos , económicos, productivos o prestación de servicios y relaciones con los ciudadanos entorno a ese producto (licencia) o servicio (que da lugar a una aplicación o pagina web será un indicio de que debe ser imputable al capitulo 6. Si la necesidad es coyuntural sería encuadrable en un capitulo 2 (por ejemplo pagina web para informar de riesgos covid en la campaña de vendimia 2020 o aplicación para actuación concreta y acotada en el tiempo)
  • La actividad aporta valor al producto y alarga su vida útil: Este factor será determinante para calificar como inversión o gasto corriente un contrato y debe ser tenido en cuenta muy especialmente en los referidos contratos de «mantenimiento».
  • Abandonar ese servicio o plataforma conlleva actuaciones especificas de migración: Cambiar de plataforma en nube para realizar videoconferencias no tiene mayor impacto en la organización, se distribuyen nuevas instrucciones de conexión y listo. Sin embargo cambiar de servidor de correo en nube si que conllevaría un impacto de migración de datos, de perdida de listas de distribución, calendarios compartidos, etc.
    Vamos a poner unos EJEMPLOS con los contratos TIC mas típicos:
  • Mantenimiento de aplicaciones: Dentro de estos contratos suelen encuadrarse servicios que pretenden arreglar defectos en la aplicacion (correctivo) o evolucionarla para dotarla de mayores funcionalidades (evolutivos) Nada o poco tiene que ver los contratos TIC de mantenimiento de aplicaciones de los años 2000 con los de ahora. En los de antaño el soporte a usuarios y el correctivo ( aquellos famosos reformateos de PC que se quedaban bloqueados sin funcionar) ganaba en peso a los evolutivos (nuevas funcionalidades de la aplicación). Pongamos un ejemplo: la empresa adjudicataria te diseñaba una aplicación y te gestionaba toda la carga de usuarios, gestionaba la resoluciones de problemas en el uso de la misma…en el caso de las paginas web las diseñaba y mantenía sus contenidos. Ahora los nuevos desarrollos buscan que las aplicaciones tengan gran «usabilidad «y «flexibilidad» es el usuario el que carga contenidos, y define procesos sin necesidad de programación informática de por medio. Las empresas suelen intentar minimizar el soporte a usuarios identificando las incidencia más repetidas para hacer correctivos que mejoren la aplicación o en su caso manuales o FAQ que eviten la incidencia. Por tanto si fiscalizaste en el pasado un contrato en el que religiosamente un porcentaje (70% por poner un ejemplo) se imputaba a 6 y un 30% al capitulo 2 por considerar que es soporte a usuarios y correctivo es perfectamente factible que ahora todo vaya a inversión porque el soporte a usuarios se haya minimizado y no sea significativo por las mejoras realizadas en la aplicación. Asimismo también debemos tener en cuenta que parte de esa asistencia a usuarios acaba convirtiéndose en un correctivo/evolutivo que aportará valor a la aplicación….Por tanto no te vincules al pasado y pregunta al responsable del contrato si puede estimar si el soporte a usuarios no deriva en evolutivo o correctivos y si es significativo el montante en el contrato.
  • También bajo la denominación de mantenimiento, determinados productos de software y licencias prestan sus actualizaciones, ya sea para introducir pequeñas mejoras, corregir errores de funcionalidad o brechas de seguridad. Creo que pueden entenderse que es un servicio anejo al suministro del producto ( no es un servicio normalmente personalizado a una u otra organización, sino al producto) por lo que también sería encuadrable en el capitulo 6 .
  • Soporte a usuarios: El soporte se ha imputado tradicionalmente en el capitulo 2 pero yo haría unos matices. Si como hemos visto anteriormente se contrata dentro de una contrato de mantenimiento (evolutivo) o viene aparejado a un producto licenciado y no se puede individualizar su montante , o sea poco significativo sería encuadrable en el capitulo 6.
    En el supuesto de servicios de soporte contratados sin vinculación al mantenimiento de una aplicación que tenga la condición de inversión , sino que es una labor de apoyo o vigilancia de funcionamiento de sistemas en los que se encargan de resolver incidencias en horarios ampliados, o en materias especializadas sería gasto corriente. También los soportes para campañas concretas y en los que el volumen de las consultas hacen perfectamente individualizable esta labor. Imaginemos el soporte a proveedores para auxiliarles en la presentación de facturas electrónicas en el ejercicio 2015 cuando entro en vigor la Ley, o soporte a contratistas en el momento que va a entrar la obligatoriedad de licitar electrónicamente, campañas de la Renta etc…
  • Asistencias técnicas: Cuando se contrata a personal para la asistencia de usuarios en puesto de trabajo (arreglar e instalar programas en PC, impresoras etc…)esto debe ser encuadrado en gasto corriente.
  • Consultoría: En el caso de consultorías contratadas de forma independiente al desarrollo de una aplicación será gasto corriente. Si esta está directamente vinculada con una aplicación o sistema considerado inversión puede encuadrarse en un capitulo 6.
  • Prestaciones en nube: Todo hace indicar que en el mercado tecnológico la tendencia es a la prestación de servicios en la nube. En un primer análisis basado en nuestro precedente no dudaríamos en calificar esto como gasto corriente. Sin embargo se pueden ver importantes licitaciones ( como por ejemplo servicios de correo ministeriales) que imputan al capitulo 6. Creo que la nube en si misma no va a ser determinante en la naturaleza del gasto, sera la prestacion que soporta la nube la que nos de la naturaleza del gasto. Si una AAPP organiza su gestión de recursos humanos en productos SAP, que las licencias estén en nube o en un servidor físico de la organización no cambia la naturaleza de la prestación por mucho que el soporte se haya virtualizado. Habrá que ir caso a caso para ver la naturaleza del servicio, siendo inversión si su uso se prevé durante más de un año y se considera un recurso organizativo estructural de la organización.
  • Prestaciones modo SAS (software as a service) Se trata de servicios llave en mano en que la empresa te presta el servidor, comunicaciones y todo necesario para dotarte de una funcionalidad concreta. Muy extendido en el ámbito de la licitación electrónica y principales herramientas de administración electrónica (registro electrónico, tramitador). Se paga por el volumen de expedientes o usuarios..Si te hace una mínima personalización de imagen pero no unos desarrollos particulares será imputable a un 2. Distinto seria si se hacen desarrollos personalizados sobre los que se contruya un producto propio, en cuyo caso será capitulo 6

Estoy segura que mis reflexiones contendrán errores, y otras muchas de las afirmaciones que hago estarán desactualizadas en breve plazo, pero no quiero dejar de contribuir al debate y si has llegado hasta aquí, es que las dudas se te habrán planteado igual que a mi …espero haber servido de ayuda y cualquier matización que se te ocurra no dudes en comentármela porque ….todo puede mejorar….

De conceptos TIC y partidas presupuestarias.
Avatar

Matilde Castellanos Garijo


Funcionaria Cuerpo Superior de Comunidad Autónoma,Especialidad Jurídica, Máster en Dirección Publica y en Dirección TIC. Desde los inicios de mi etapa profesional he estado, sin saberlo, ligada a procesos de innovación publica. Así, participé en la puesta en marcha del Portal del Empleado y Concurso de traslados on line, Diario Oficial de Castilla La Mancha Electrónico...nunca he abandonado la búsqueda de mejorar los servicios públicos. Desde el 2008 trabajo ligada al ámbito económico financiero en el que he participado en la implantación de la Factura electrónica así como la firma electrónica en el sistema económico financiero. Soy docente en cursos de la Escuela de Administración Regional en los que intento transmitir el entusiasmo por la innovación y mejora en todos los ámbitos de la Administración Pública.


Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *