Hoy se publica en el DOCM de Castilla la Mancha una nueva Instrucción de Fiscalización Limitada Previa.(puedes descargar el acuerdo completo aquí) Llamamos así al  acuerdo de Consejo de Gobierno que limita los extremos a los que debe ceñirse el interventor cuando examina el expediente para el ejercicio de la fiscalización previa.

 Aunque en un principio puede parecer extensa hay que tener en cuenta que aquellos negocios jurídicos que impliquen gasto que no estén expresamente incluido en la instrucción de fiscalización limitada previa se les aplicará el régimen general que implica una fiscalización plena  donde el interventor tendría la responsabilidad de examinar todo el expediente.

¿Por qué creemos que  es más ventajoso este régimen?  

  • Normaliza la función interventora y minimiza los personalismos en el ejercicio de la misma, incidiendo también  en su agilidad
  • Delimita la responsabilidad del interventor.
  • Es una herramienta de utilidad para los órganos gestores Así en una norma verá concentrados todos los requisitos esenciales que la normativa impone para la conformación del expediente que está tramitando.
  • Facilita el aprendizaje: La función interventora conlleva una gran responsabilidad para quien la ejerce. Los comienzos en esta profesión en el que se asume con la firma dar respaldo a las actuaciones con repercusión presupuestaria de una administración hacen que sea especialmente complicado.
  • En los sistemas informáticos en las que se ejerce la fiscalización es muchísimo más fácil “datificar” y parametrizar en un régimen de limitada previa que en una fiscalización plena (este será un elemento determinante en el futuro próximo de los órganos de control interno)

Las características mencionadas son predicables a las instrucciones similares dictadas por el resto de administraciones públicas.

Pero si algo hay de peculiar en esta instrucción frente a las demás es que  pretende ir un paso más allá en el control interno, mediante la datificación de los expedientes y la automatización de los procesos de fiscalización asumiendo el gran cambio al que se enfrenta el control interno y que ya se ha iniciado en Castilla la Mancha  asi en su Apartado 3. 8 declara “A medida que se vaya implantando la integración de los distintos sistemas de gestión electrónica de expedientes con el sistema de información de la gestión económicofinanciera (TAREA), por resolución de la persona titular de la Intervención General, se determinará: ……Los extremos relacionados en este Acuerdo cuya verificación pasará a efectuarse de forma automatizada. Mediante la realización de las correspondientes auditorías de sistemas se garantizará la correcta aplicación de dichos controles. Lo que ya se hizo con la normativa de procedimiento contable llega ahora a la normativa de fiscalización. Otro pasito más.

La fiscalización previa nació en un entorno sin informatizar, por lo que la digitalización de los procedimientos (ojo, no hablo de firmar archivos electrónicamente sino más bien de tratar el expediente como información estructurada) provocará que muchos de los extremos que hoy se comprueban de manera manual sean garantizados de manera automatizada por los sistemas en los que los procedimientos se tramitan.

Se trata de avanzar hacia un sistema que incorpore controles durante la realización del expediente impidiendo avanzar en caso de detectar errores u omisiones en los extremos a comprobar. Algo así como los sistemas poka-yoke, técnica de calidad japonesa que se aplica con el fin de evitar errores en la operación de un sistema, del que es un claro ejemplo el USB que físicamente impide que se introduzca de manera incorrecta en el conector. Del mismo modo si el sistema contable dice que no hay crédito el sistema no te permitirá iniciar una convocatoria de subvenciones o un contrato.

A corto/medio plazo la mayoría de los extremos a comprobar en la fiscalización limitada previa serán automatizados por lo que liberará al personal de la intervención de realizar comprobaciones arcaicas y nada justificadas en entornos informatizados. El futuro ya está aquí y debemos anticiparnos, con normas, perfiles y aptitudes diferentes. Es ineliduble y urgente preparar a las unidades de intervención para la realización de otro tipo de control, más orientado  al financiero permanente basado en datos  que requerirá unas actuaciones más cualificadas y reflexivas en las que se aporte más que se interrumpa.

La proactividad y anticipación haran que la automatización no sea un enemigo que implique nuestro fin profesional, sino nuestro mejor aliado  …..porque todo puede mejorar

Fiscalización 2.0: Bienvenida la automatización
Avatar

Matilde Castellanos Garijo


Funcionaria Cuerpo Superior de Comunidad Autónoma,Especialidad Jurídica, Máster en Dirección Publica y en Dirección TIC. Desde los inicios de mi etapa profesional he estado, sin saberlo, ligada a procesos de innovación publica. Así, participé en la puesta en marcha del Portal del Empleado y Concurso de traslados on line, Diario Oficial de Castilla La Mancha Electrónico...nunca he abandonado la búsqueda de mejorar los servicios públicos. Desde el 2008 trabajo ligada al ámbito económico financiero en el que he participado en la implantación de la Factura electrónica así como la firma electrónica en el sistema económico financiero. Soy docente en cursos de la Escuela de Administración Regional en los que intento transmitir el entusiasmo por la innovación y mejora en todos los ámbitos de la Administración Pública.


Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *