Mucho se ha escrito y hablado sobre la forma de ejercer las competencias de las Diputaciones Provinciales en España, en el ámbito de la implantación de la administración electrónica tanto en la propia entidad, pero sobretodo en los Ayuntamientos que están bajo su ámbito competencial (LRSAL para municipios menores de 20.000 habitantes).

Muchas críticas, la mayoría de ellas con razón, sobre la falta de estrategia, diferencias en los niveles de prestación de servicios, heterogenidad de metodologías y herramientas, falta de coordinación, etc.

En mi humilde opinión las estructuras de las Diputaciones están poco preparadas para la coordinación de servicios en Ayuntamientos, pese a ser este el principal motivo de su existencia, existe demasiada grasa y poco músculo, entendiendo que grasa es todo el aparato creado para gestión interna y músculo el que realmente presta servicios tangibles para Ayuntamientos.

Dicho esto, defiendo su existencia y el trabajo que tienen encomendado, pero entiendo que es manifiestamente mejorable su modelo de gestión.

Centrándonos en la implantación de la eAdmin en los Ayuntamientos, por mi experiencia, he detectado una serie de errores comunes, que voy a intentar poner de manifiesto, por supuesto sugiriendo algún tipo de alternativa, porque lo importante en cualquier contexto es proponer soluciones.

  1. Comer el mismo menú

Observo que muchas Diputaciones utilizan una herramienta de eAdmin para su gestión diferente de la que pretenden implantar en sus municipios, lo que considero un error estratégico importante.

Esa estrategia conduce a una gran pérdida de eficacia, desperdicio de recursos y mina la credibilidad del proyecto. Primero porque hay que formar a equipos distintos y no se pueden aprovechar la multitud de sinergias que aparecen en la definición de circuitos administrativos y segundo porque da la impresión de usar herramientas de primera y de segunda en función del tipo de usuario.

La tecnología es un medio no un fin, tod@s lo sabemos, pero muy importante para este tipo de proyectos. Si se usa la misma tecnología dentro de un área de actuaciones comunes (ej. Municipios de la misma provincia) se producen efectos muy beneficiosos.

2. Orientación a municipios por defecto

La estructura organizativa debe orientarse a los municipios, es decir, por defecto la mayoría de departamentos deben establecer una estrategia de prestación de servicios orientada a Ayuntamientos y no para la propia Diputación.

No debe ceñirse la relación directa con los Ayuntamientos a la típica área de Asistencia Técnica a Municipios sino que cualquier servicio debería tener comunicación directa y proyectos abiertos con los municipios.

3. Adopción de soluciones comunes a problemas similares

Si cumplimos los dos preceptos anteriores, nos será posible generar soluciones técnicas y organizativas, desde la propia organización supramunicipal, que serán aplicables en nuestra organización y en los municipios de nuestro ámbito.

Además ese debe ser un objetivo común que debemos tener siempre en mente, cuando pensemos en resolver un problema hacerlo de forma que sea aplicable a tod@s.

En definitiva, una estrategia de colaboración proactiva, compartiendo conocimiento, metodología y tecnología, pero con necesidad de liderazgo.

La heterogenidad de la administración pública española no ayuda, pero la oportunidad está ahí para quien sepa aprovecharla.

Estrategias de implantación de la eAdmin por parte de las Diputaciones Provinciales
José Joaquín De Haro Navarro

José Joaquín De Haro Navarro


Ingeniero de Informática Licenciado en Administración y Dirección de Empresas He trabajado en: · JCCM · EC Soft (Consultor) · Profesor Asociado en Escuela Superior de Ingeniería Informática UCLM · Jefe de Servicio de Modernización Administrativa y TIC en Diputación de Albacete


Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *